¿Y por qué revelar negativos en blanco y negro con café?

 

El material foto sensible del que están hechas las películas en blanco y negro que usamos con nuestras viejas cámaras (recuperadas o compradas) está compuesto de haluros de plata, que una vez expuesto a la luz pueden ser revelados con materiales con alto contenido en Fenoles.

Un ejemplo de productos habituales que usamos y que tienen alto contenido en fenoles:


• Arándano
• Brócoli crudo
• Chocolate negro
• Manzana con piel
• Naranja, zumo
• Té negro, infusión
• Té verde, infusión
• Vino tinto
• Cacao
• Frijoles

y por supuesto también el café...

Es por ello que los fenoles del café mezclados con algunos productos que regulan su acidez (carbonato sódico y ácido ascórbico) son ideales para usarlos como revelador de películas en blanco y negro. Sorprendente ¿verdad?

Bien pues dejémonos de compuestos químicos y pasemos a explicar los pasos que nos van a permitir hacer realidad esta magia "química" de la luz:

1.- Lo primero es tener una cámara analógica. ¿Cualquier cámara vale? pues si. Una vez nos hemos decidido a comprar o rescatar nuestra cámara analógica (en ebay hay muchas) o para aquellos que se han sentido atraídos por la Lomografía o a los que les apetece introducirse con la fotografía estenopéica, el siguiente paso es la compra de la película adecuada (no todas son válidas) que luego podremos revelar con café.

2.-¿Qué tipo de película ofrece mejores resultados con esta técnica de revelado?

pues sin decir marcas, cualquier película en blanco y negro que no tenga una alta sensibilidad, es decir cualquiera que no supere los 100-125 iso. Podemos usar películas más rápidas o de mayor sensibilidad pero hay que tener más cuidado en el revelado, son más "sensibles".

3.-Bien, ya hemos disparado nuestro carrete en blanco y negro. Ahora es el momento de su revelado, para este paso necesitamos hacer un alto en el camino. Pero tampoco será muy cansino necesitamos preparar nuestro revelador y hacernos con algún material indispensable para llegar a nuestro objetivo final.

 

Tengo que decir que después de haberme gastado el dinero en equipo y material adecuado, echo la vista a atrás y si hubiese tenido a alguien a mi lado explicándome todo lo que ya se hoy, hubiese ahorrado también tiempo. Por lo tanto el objetivo de este artículo es que se convierta en ese "amigo/a" que tiene más experiencia y te ayuda a no tropezar.

Pasemos a la lista de la compra sin más dilación:

Indispensable:

1 Tanque de Revelado (los de Paterson son muy buenos, AP también tienen y son un poco más baratos), hay para dos espirales o para más. Todo depende de la frecuencia que vayamos a revelar o la cantidad de carretes que revelemos de una vez y también del tipo de carrete (35mm o 120).

2 Espirales, yo empezaría con un tanque pequeño y dos espirales, las marcas que he nombrado en el punto anterior también las tienen. Suele haber un kit con tanque y espirales incluidas.

2 jarras graduadas en ml o cc, aquí puedes gastarte el dinero y comprar las típicas de laboratorio fotográfico o irte al Mercadona y hacerte con unos botes graduados de 1L. Muy baratitas.

1 Una cuchara de metal o cualquier tipo de agitador para revolver las mezclas. No uses madera, porque seguro que querrás usarlas de nuevo en la cocina.

1 garrafa de agua destilada, son las que se venden en gasolineras para las baterías de los coches o también las tienes en el Mercadona para la plancha y más baratas. No tengo acciones en el Mercadona, pero todos tenemos uno cerca de casa. Yo vivo en Canarias y aquí el agua es muy dura, por lo que al revelar y sobre todo al hacer el último lavado si lo hago con agua del grifo, se me quedan residuos de cal en la película, así que si tienes agua cristalina en donde vives, te ahorras la destilada.

 
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • Pinterest

© 2018 by DANIEL HERNANDEZ PHOTOGRAPHER.